La consejera de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Extremadura, Nuria Flores Redondo, ha señalado que el «binomio de valor añadido entre ciencia y turismo» es, a su juicio, «imprescindible para afrontar la transformación que debe realizar el sector en los próximos años en un contexto post pandemia». Así lo ha manifestado en un evento virtual sobre turismo científico donde se promueven iniciativas basadas en un modelo de turismo experiencial, partiendo del conocimiento científico y sus aplicaciones al patrimonio artístico, cultural y natural», además de «fomentar la colaboración entre el sector turístico y los investigadores con el fin de impulsar Extremadura como destino de turismo científico.

La ciencia contribuye de forma decisiva en la tematización y la creación de nuevas experiencias turísticas. En este sentido, ha señalado al como un ejemplo claro a la estrategia «Extremadura, buenas noches«, principal artífice de las diferentes iniciativas de astroturismo en nuestra región y que aúna una oferta de recursos turísticos para observar el cielo a partir de criterios astronómicos, junto a medidas científicas para analizar de forma rigurosa la contaminación lumínica«.

Como vemos, el conocimiento científico es una pieza clave para fomentar la especialización turística y lograr una oferta centrada en la calidad. Nuestra Red de Miradores Celestes potencia la divulgación cultural y científica del cielo estrellado, articulando una iniciativa basada en el conocimiento, la innovación y la sostenibilidad. Una apuesta clara por el turismo experiencial y sensorial, un paso más hacia una economía verde y circular.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.