La famosa revista de negocios Forbes señala al astroturismo como una de las rama más fuertes del turismo para los próximos años. El turismo en el medio natural está de moda, más aún el ecoturismo, y el astroturismo viene pisando fuerte, pues aúna un turismo slow y responsable en el medio natural con un derecho fundamental de las personas y del que no todos pueden disfrutar plenamente : la observación de los cielos nocturnos estrellados.

 

Para todas las edades y gustos

Pocas cosas cautivan tanto al ser humano como la danza de los astros en el cielo nocturno. El deseo de desvelar lo misterioso y lejano del firmamento viene en nuestro ADN y esa fascinación es intrínseca a nosotros como especie a cualquier edad, por lo que el astroturismo es una excelente opción para las vacaciones incluso para practicar con niños.

Los territorios y alojamientos alrededor del mundo se están poniendo las pilas en este sentido, y cada vez es más fácil encontrar experiencias de turismo astronómico adaptadas a todo tipo de público con profesionales que saben conducir grupos de astroturistas sea cual sea su edad.

Dice la autora del artículo de Forbes: ‘Si eres el tipo de persona que señala las constelaciones en el cielo nocturno: la Osa Mayor, Orión, Tauro, o tal vez una que se despierta cuando aún está oscuro, incluso estando de vacaciones, para poder ver el amanecer, entonces probablemente el astroturismo es algo hacia lo que gravitarás de forma natural.

Viajar a destinos ricos en naturaleza que tienen menos contaminación lumínica, lo que permite observar estrellas con mayor facilidad, así como visitar observatorios y organizaciones relacionadas con la astronomía, define el Astroturismo. Apunta con tu nariz hacia el cielo, prueba una de estas experiencias llenas de estrellas y aprecia el cielo nocturno de una manera nueva.’

Por dónde empezar

Si además de practicar el turismo de estrellas, tú también quieres ser parte de esta tendencia de 2020, como territorio, alojamiento o iniciativa astronómica pero no sabes por dónde empezar, un buen lugar es la Fundación Starlight, una entidad  cuyo fin principal es la protección del cielo estrellado, la difusión de la astronomía y la promoción, coordinación y gestión del movimiento Starlight.

Igualmente, la Fundación Starlight, mediante su Sistema de Certificaciones, pretende generar economía en territorios eminentemente rurales, contribuyendo a la lucha contra la despoblación y desarrollando el turismo de estrellas o astroturismo.

Con más de un centenar de lugares certificados Starlight en las diferentes modalidades que concede la Fundación; Destino Turístico, Reserva, Pueblo, Alojamiento Starlight, y muchos más, es la mejor manera de situar en el mapa los mejores cielos oscuros del mundo y tomar ideas.

Así también trabaja la International Dark Sky Association (Asociación Internacional del Cielo Oscuro), una organización con sede en Arizona que ha identificado más de 60 parques internacionales de cielo oscuro, incluidos parques en Alemania, España, Irlanda, Inglaterra, Hungría, Japón, Países Bajos, Israel, Corea del Sur y Estados Unidos.

Extremadura

En Extremadura, la contaminación lumínica es, todavía, reducida. La amplitud de su territorio, con escasa densidad poblacional, la calidad de su entorno, su buen clima gran parte del año han hecho de Extremadura un refugio para aquellos que quieren descubrir las maravillas del universo.

La ausencia de rutas aéreas y la reducida concentración de partículas de nuestra atmósfera y cielo, hacen de Extremadura un lugar único y de gran calidad medioambiental.  Además, durante gran parte del año disfrutamos de una buena climatología, con muchos días de cielos despejados o poco nubosos, que permiten observar cielos oscuros y nítidos en grandes zonas de nuestro territorio.

En conclusión, la calidad de los cielos extremeños supone un recurso diferencial, singular y exclusivo a nivel de biodiversidad en comparación con otros puntos del territorio nacional y europeo,

Factores que convierten a Extremadura un referente turístico

– El propio entorno de la región, sus recursos naturales.

– Sus atractivos complementarios, como su historia, su gastronomía, sus tradiciones….

– Rutas, senderos… para descubrir el entorno. Señaléticas, indicadores, guías especializados….

– Recursos e instalaciones necesarias, alojamientos en entornos naturales, red de hospederías propias, alojamientos rurales…

– Centros de interpretación, museos etnográficos….

  • Empresas y servicios especializados, empresas de turismo activo y de naturaleza, asociaciones., voluntarios…

Deja un comentario