El IAC, Instituto de Astrofísica de Canarias, suscribe un interesante artículo sobre el brillo natural de la noche, donde muestra los datos recogidos en 44 de los lugares más oscuros del planeta, incluidos los Observatorios de Canarias, para desarrollar el primer método de referencia completo para medir el brillo del cielo nocturno natural con fotómetros de bajo coste.

El cielo nocturno no es completamente oscuro. Incluso en los lugares más remotos existe un brillo del cielo producido tanto por componentes naturales de origen terrestre o extraterrestre, como por emisión de luz artificial resultado de la actividad humana. Fotómetros TESS instalados por todo el mundo, han recogido 11 millones de medidas que han servido para definir un método de referencia para el estudio de la oscuridad natural con dispositivos de este tipo, de una gran sensibilidad. De la red de fotómetros instalados en la Península, cabe destacar la gran oscuridad que presenta la Comunidad de Extremadura, la región del Montsec (Lleida), Javalambre (Teruel), Sierra Nevada o el Pirineo Navarro.

Al brillo producido por la dispersión de la luz artificial nocturna (LAN) por los componentes de la atmósfera (moléculas de gas, aerosoles, nubes,….) se le conoce como skyglow artificial. Las estimaciones sugieren que más de una décima parte de la superficie terrestre del planeta experimenta LAN y que esa cifra se eleva al 23% si se incluye el brillo del cielo atmosférico. El 80% de la población mundial vive en lugares donde existe contaminación lumínica artificial y aproximadamente un tercio de ella no pueden ver la Vía Láctea. Quedan ya muy pocos lugares en el planeta donde se pueda apreciar, observar y medir la oscuridad natural.

Las preocupantes consecuencias de la contaminación lumínica, fruto de la actividad humana, sobre la naturaleza, nuestra salud y la astronomía han motivado el interés de la Ciencia por este tipo de contaminación atmosférica. En este sentido, de destaca el papel de nuestra región y de la estrategia ´Extremadura, buenas noches´ en su lucha contra este fenómeno. En palabras de Miquel Serra, «hacen falta más proyectos transversales como Extremadura Buenas Noches impulsado por la Junta. Gracias a las acciones de defensa de los cielos nocturnos la comunidad extremeña ha conseguido mantener la contaminación lumínica “a raya” y 9 de los 44 fotómetros seleccionados están en su región».

Os dejamos el enlace a la notica del IAC, seguro que os resulta muy interesante.

 

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.