El conocimiento del paso del tiempo ha sido siempre fundamental para el ser humano. Saber qué  hora del día era y es resulta imprescindible para organizar las tareas del día a día, ordenar los diferentes periodos de trabajo, ocio o celebración. En Extremadura se conservan más de medio centenar de ellos. Muchos pensaban que desaparecerían con la llegada de los relojes mecánicos, pero en muchos pueblos y ciudades siguen cumpliendo su función.

El diario «HOY» publica un extenso reportaje donde se recoge el testigo de los relojes de sol como piezas que encierran historia y nos dan lecciones de ciencia.

Puedes leerla aquí, seguro que os resulta muy interesante…y si quieres conocer más, os recordamos que desde esta web, Extremadura, buenas noches, podéis descargaros la Guía de Relojes de Sol de Extremadura.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.